Lentitud de Internet por ataque cibernético más grande de la historia

Expertos de seguridad cibernética dicen nunca haber presenciado un ataque como este

 

 

La Internet alrededor del mundo ha enfrentado problemas de lentitud a causa de lo que expertos de seguridad han descrito como el ataque cibernético más grande de la historia.

Una batalla entre un grupo que lucha contra el “spam” y una firma de alojamiento web (“hosting”) ha provocado ataques de represalia que afectan a la Internet en general.

Ha tenido impacto en servicios populares como Netflix, y los expertons han mostrado su preocupación, pues entienden que podría llegar a afectar sistemas de servicios bancarios y de correo electrónico.

Cinco fuerzas especializadas en crímenes cibernéticos están investigando los ataques.

Spamhaus, un grupo basado tanto en Londres como Génova, es una organización sin fines de lucro que busca ayudar a los proveedores de e-mail a filtrar “spam” o y otros contenido no deseado.

Para lograr esto, el grupo mantiene una base de dato de servidores conocidos que se usan para propósitos maliciosos, también conocidos como “blocklists”.

Recientemente, Spamhaus, bloqueó unos servidores mantenidos por Cyberbunker, una página holandesa que dice que alojará cualquier cosa que no sea pornografía infantil o material relacionado al terrorismo.

Sven Olaf Kamphuis, quien dice ser un portavoz de Cyberbunker, indicó mediante un mensaje que Spamhaus estaba abusando de su posición, y que no debería dársele el poder de decidir “qué pasa y qué no pasa en la Internet”.

Spamhaus también ha alegado que Cyberbunker, en cooperación con “gangas criminales” de Europa oriental y Rusia, está detrás del ataque.

Un trabajo inmenso

Steve Linford, el jefe de Spamhaus, dijo a BBC que el ataque del ataque ha sido sin precedentes. “Hemos estado bajo este ataque cibernético por más de una semana”.

Linford dijo que no puede revelar más detalles, dado a que las fuerzas que investigan el caso estaban preocupadas de que ellos también podrían sufrir ataques en sus propias infraestructuras.

Los atacantes han usado una táctica llamada ataques de denegación de servicio distribuidos o “Distributed Denial of Service” (DDoS), lo que inunda el servidor al que desean atacar con grandes cantidades de tráfico para intentar que no pueda ser alcanzado por nadie. Esta técnica ha sido utilizada por organizaciones como Anonymous para tumbar páginas de distintas entidades.

En este caso, los servidores del Sistema de Nombres de Dominio (DNS) de Spamhaus fue atacado. El DNS es la infraestructura que une los nombres de dominio.

Linford indicó que el poder del ataque era lo suficientemente fuerte como para tumbar la infraestructura de la Internet del gobierno.

“Estos ataques están llegando a los 300 gigabits por segundo”, indicó Linford. “Usualmente, cuando hay ataques en contra de grandes compañías bancarias, estamos hablando de alrededor de 50 gb/s”.

Vía obstruida

Este ataque está afectando los servicios de Internet a nivel global, indicó el profesor Alan Woodward, experto en ciberseguridad de la Universidad de Surrey.

Arbor Networks, una firma que se especializa en proteger en contra de ataques de DDoS, dijo también que este es el ataque más grande que han visto.

Spamhaus cuenta con el apoyo de muchas de las compañías más grandes de Internet, que confían en esta para filtrar contenido indeseado. Linford dijo a la BBC que varias compañías, como Google, han puesto sus recursos disponibles para ayudar a “absorber todo este tráfico”.

Estos ataques típicamente ocurrieron en cantidades intermitentes de mucha actividad.

“Estan atacando cada parte de la estructura de la Internet que ellos sienten que pueden tumbar”, expresó Linford.

Fuente El Vocero

Deja tu comentario

También te gustaría