Cantantes con imán al escándalo

Por alguna razón, estos famosos son especialistas en atraer al escándalo. Ya sea por su comportamiento o porque su vida personal le interesa a todo el mundo, no hay forma de que sus nombres queden fuera de las noticias de chismes y, aunque lo neguemos… ¡Nos encanta que sea así!

Taylor Swift

Nadie niega su talento y por algo ha arrasado con todos los premios gracias a su disco 1987. Sin embargo, el nombre de Tay nunca se salva de estar en los tabloides y, si duda, su vida amorosa es uno de los motivos.

Y es que la intérprete de “Out Of The Woods” ha salido con los chicos más hot del espectáculo, desde el actor Jake Gyllenhaal, hasta el integrante de One Direction, Harry Styles, y con cada uno de ellos ha terminado muy mal, lo que atrae a toda la prensa rosa. Es por eso que ahora que sale con el DJ Calvin Harris, nadie quiere perderse los detalles pues tal vez, en cualquier momento sean noticia.

Madonna

Desde sus inicios, el nombre de Madonna ha estado relacionado con el escándalo debido a que siempre ha hablado abiertamente de su sexualidad, además de que cada una de sus giras sorprende por la polémica que generan.

En el plano personal, la cantante es igual de abierta, tanto, que justo ahora tiene a todos sus fans pendientes al pleito que tiene con su hijo Rocco, quien no quiere regresar a vivir con ella y prefiere la compañía de su padre, el director de cine, Guy Ritchie.

Belinda

Aunque ella ha tratado de ser muy discreta siempre, no lo ha logrado del todo y a Beli la hemos visto enfrentar el escándalo de su video topless, sus problemas económicos y sus romances tormentosos.

El último escándalo alrededor suyo ha salido en estos días, en los que se le vio descendiendo de un helicóptero de la policía estatal de Michoacán para acudir al evento que tuvo el papa Francisco en ese estado mexicano.

Por supuesto, esto ha dado mucho de qué hablar aunque, por el momento, ella no se ha pronunciado al respecto.

Justin Bieber

El rey de esta lista es sin duda Bieber quien hace ya varios años dejó de ser el niño bueno del pop para convertirse en la pesadilla de los gobiernos de los países que visita, incluyendo México, en donde lo corrieron de un sitio arqueológico maya.

Justin ha prometido varias veces que cambiará de actitud pero, por lo visto, se le olvida, pues su comportamiento sólo le ha traído problemas y una mala reputación que ya no se puede quitar ni cantando “Sorry”.

Deja tu comentario

También te gustaría